Charla sobre el Nuevo Rol del Periodismo en los tiempos de la Digitalización

La Escuela de Periodismo de la Universidad de Pacífico invitó a la Directora del Cono Sur de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (Felafacs), Patricia Nigro, quien se refirió al “Nuevo rol del periodismo en los tiempos de la digitalización: cambios y perspectivas”.
La conferencia fue una invitación a la reflexión sobre los nuevos modos de leer y escribir las noticias, y cómo se complementan periodismo digital y papel.

Un encuentro académico en torno a temáticas de la profesión realizó la Escuela de Periodismo de la Universidad del Pacífico, al cual asistieron alumnos y profesores de la Facultad de Comunicaciones.

La conferencia fue una invitación a la reflexión sobre los nuevos modos de leer y escribir las noticias, y cómo se complementan periodismo digital y papel. “La charla se inserta en el trabajo que desarrolla la Escuela dentro de su plan anual y en contexto de su sello, que sea orienta a la formación de un periodista capaz de entender el mundo digital y a desarrollar su quehacer en la generación de contenidos”, señaló la directora de Escuela de periodismo, Claudia Vera.

Durante la exposición, Directora del Cono Sur de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (Felafacs), Patricia Nigro, se refirió a los principales desafíos del lenguaje periodístico, dada la actual realidad de medios digitalizados con presencia además en las redes sociales.

Haciendo alusión al periodista argentino Tomás Eloy Martínez, señaló que el periodismo tiene dos objetivos: cuidar el lenguaje y realizar el trabajo éticamente. “Es decir, con un buen manejo del idioma y trabajar bajo valores, principios, responsabilidad, haciéndose cargo de las cosas. Además, un periodista siempre debe pensar en el lector, siendo honesto, fiel a la verdad y con mucha investigación”, acotó.

La experta indicó que hoy existe mayor cantidad de información, de conocimientos y más medios a los cuales estar conectados, lo que desafía directamente a los modos de leer y también de escribir. “Cuando se lee en un celular o tableta no es lo mismo que hacerlo en el papel. Y esto no va a cambiar, es una tendencia que va para adelante en forma vertiginosa y no hay forma de volver atrás”, señaló.

Patricia Nigro planteó que actualmente lo que existe es la Generación C –concepto acuñado por Brian Solís el 2013–, donde no existe una división por rango etario o generacional, sino por el nivel de conexión que se tenga con las Tics. “Es gente que, sin importar la edad, usa la red, y donde lo que importa es el cuánto, cuándo y cómo usa la gente la tecnología, las redes y la web”, explicó.

Lo que sí ha cambiado en este contexto es la forma de leer. “Hay tanta información que hoy leemos más, pero leemos en forma más extensiva y superficial, lo que desafía al periodista a saber buscar para evitar errores gravísimos. Por ello, un periodista no debe quedarse con la primera información que aparece. Hay que corroborar las fuentes, con 2 o 3 fuentes distintas, para tener certeza de lo que publica”, recomendó.

“El consumo de noticias mediante celulares crece aceleradamente y cada vez más gente se informa por redes sociales, especialmente Twitter y confía en lo que allí lee. Esto provoca una alta probabilidad en el uso de fuentes no confiables”, agregó.

Algunos datos que compartió fue que la lectura de Facebook y Twitter de las noticias es una experiencia incidental. “Pero más del 63% de los usuarios se informan por estas redes. Un 59% sigue la noticia mientras sucede y un 31% en Facebook, y no hay diferencia entre las edades de los usuarios”, comentó.

Esta realidad ha provocado un fuerte cambio en la industria de la prensa escrita, donde muchos han debido reinventarse. “Los diarios tienen que inventar un nuevo modo de publicitar para sostenerse y segmentar al público lector. A través de cobros por el acceso a contenidos digitales, diseño interactivo, con contenido generado por usuarios, periodismo de nicho, periodismo de contexto y explicativo, etc. Tanto es así, que incluso se ejemplifica con lo que hacen diarios como en NYT que se declara como ´una empresa que produce elementos digitales que además escribe diarios´”, señaló.

Dentro de la misma línea, apuntó que los lectores que leen en digital, leen más que los que leen en papel. “Por ejemplo, The Washington Post puso este 2016 como requisito un límite a la extensión de los textos: menos de 1500 palabras. Y si los textos son de mil palabras y buenos, los periodistas reciben una recompensa por su concisión”, precisó.

Dado este nuevo escenario, la invitada también se refirió a la las nuevas formas de escribir. “La escritura digital está condicionada por los diferentes tipos de textos que se producen hoy, algunos verdaderos híbridos entre la oralidad y la escritura, como el chat, el mensaje de texto, las entradas de un blog, la participación en comentarios, foros, listas de distribución, el mensaje electrónico, los whatsapp (orales y escritos) y la escritura en las redes sociales”. Sin embargo, enfatizó sobre la necesidad de que los periodistas sepan más allá del trending topic. “Para el periodismo digital y el de papel se requiere de los mismos requisitos morales y éticos, pero con la diferencia en la forma de escribir en cada uno de estos, en donde uno de ellos demanda más inmediatez”.

Por lo mismo, detalló las características que exige la escritura para la red desde el periodismo digital.

  • IMG_4426
  • IMG_4427
  • IMG_4435
  • IMG_4439
  • IMG_4441
  • IMG_4445
  • IMG_4447
  • IMG_4448
  • IMG_4451
  • IMG_4452