Presidente de la SCD dicta charla a estudiantes de Dirección y Producción de Eventos

Todos los eventos que incluyan música deben pagar un derecho de autor. Por ello, el presidente de la SCD, Álvaro Scaramelli, se reunió con los estudiantes para explicarles el rol de su entidad y los deberes que tendrán como futuros gestores culturales o productores de eventos.

En el marco de la Semana de la Escuela de Formación Técnica de la Universidad del Pacífico, el presidente de la SCD, el músico Álvaro Scaramelli, dictó una charla a los estudiantes de la carrera de Dirección y Producción de Eventos en el Auditorio Central de sede Las Condes.

El artista señaló que proteger los derechos de autor es fundamental para la existencia y supervivencia de la industria creativa de la música, por lo cual la función de la SDC es precisamente promover y divulgar la protección de los derechos de autor, recaudar dinero para los músicos, lograr la justa remuneración para los titulares de los derechos de las canciones, así como otorgar beneficios sociales y culturales para estos artistas.

Scaramelli, quien lleva dos años a la cabeza de la SCD, señaló que parte de la razón de ser de la institución que lleva por lema “Todo por la Música”, tiene que ver con salvaguardar la materia prima de la música, que es la creatividad.

“Cuando hablamos de la industria tenemos que entenderla asociada a la gestión colectiva, que es cuando todos los interesados y los músicos se unen para gestionar ellos mismos los derechos. Al unirse, adquieren un poder de negociación que es capaz de cambiar leyes, como es la Ley de Propiedad Intelectual que se modificó el ‘92 para obtener la potestad de que los músicos administraran sus derechos, o la Ley de la Cuota del 20% de Música Chilena en radios”, destacó.

El ex vocalista de cinema explicó que los músicos funcionan es a través de un mandato que le otorgan a las sociedades como la SCD para que les administren los derechos sobre su creación a través del cobro de licencias, porque para los músicos sería prácticamente imposible supervisar el cumplimiento de la ley, así como gestionar la administración para el cobro de derechos en el amplio universo de usuarios de la música.

“Es una manera para que estos derechos sean respetados, ejercidos y cautelados. Porque puede haber una ley que me da propiedad sobre mi obra, ¿pero cómo hago para que me paguen si la usa una discoteque, restaurant o salón de evento, concierto o matrimonio? Lo hace la gestión colectiva. No es una persona natural que golpea la puerta, sino una entidad colectiva que representa en Chile a 10 mil músicos y en el mundo a todos los músicos del mundo”, agregó.

En este contexto, destacó el rol que juegan los gestores culturales o productores de eventos. “Deben entender que hay dos caras de la moneda: los que reciben los derechos y los que pagan. Y en el caso de ustedes, serán Uds. mismos o serán intermediarios para los pagos de derechos, porque en todos los eventos que hagan donde esté involucrada la música, debe pagarse un derecho de autor por ley”, dijo el presidente de la SCD.

  • DSC_9921
  • DSC_9940
  • DSC_9988
  • DSC_9993
  • DSC_9995
  • DSC_10001125
  • DSC_10001136